ERTE y obligación de declarar

Muchos trabajadores afectados por ERTE deberán presentar declaración de IRPF de 2020

ERTE y obligación de declarar

En general, si un trabajador percibe rentas del trabajo por un importe no superior a 22.000 euros y trabaja sólo para una empresa, no está obligado a presentar declaración de IRPF. No obstante, si durante 2020 estuvo en ERTE y percibió rentas del SEPE, es posible que sí deba presentar declaración.

En concreto, esto sucederá si sus retribuciones totales superaron los 14.000 euros y la suma de las retribuciones del segundo y ulteriores pagadores en volumen –el SEPE y eventuales pagadores adicionales, si los hay- superó los 1.500 euros.

La obligación de presentar declaración no implicará un mayor pago por IRPF. Lo que sucede es que, al haber dos pagadores, el trabajador habrá soportado unas retenciones totales inferiores a las que hubiese soportado con un único pagador. Por tanto, al presentar declaración, lo único que pasará es que las diferencias se regularizarán, y acabará pagando lo mismo que si hubiese tenido un solo pagador.

 

 

El hecho de tener que presentar la declaración no implicará necesariamente un mayor pago por IRPF. Nuestro despacho le resolverá cualquier duda que pueda tener en esta materia.

 

 

RECIBA EL BOLETÍN DE NOTICIAS ACTUALIZADAS

Si desea mantenerse informado de la actualidad jurídica no dude en subscribirse a nuestro boletín de noticias.

Subscribirse